Hasta el momento y según la propia norma UNE 36067:1994, los únicos aceros inoxidables que podían emplearse como alambres para armaduras de hormigón armados eran los aceros inoxidables austeníticos.

Con la nueva revisión de la norma en 2017, se ha ampliando el uso del acero inoxidable introduciendo el empleo de aceros inoxidables ferríticos (1.4003), austeníticos (1.4301 /14307/1.4401/1.4404) y austenoferríticos, dúplex (1.4362/1.4462/1.4482). Concretamente, éste ultimo tipo de acero inoxidable presenta unas características mecánicas que le permite una alta protección a la corrosión en ambientes agresivos.

ACEROS INOXIDABLES FERRÍTICOS

Estos aceros inoxidables mantienen una estructura ferrítica estable desde la temperatura ambiente hasta el punto de fusión, este tipo de acero no se caracteriza concretamente por su resistencia a la corrosión, pero presenta la singularidad de ser magnéticos

Los aceros Ferríticos son esencialmente aleaciones con cromo. El contenido de cromo es usualmente de 10.5 a 30%, pero contenidos limitados de carbono del orden de 0.08%. Algunos grados pueden contener molibdeno, silicio, aluminio, titanio y niobio que promueven diferentes características.

ACEROS INOXIDABLES AUSTENÍTICOS

Los aceros inoxidables son muy populares debido a su excelente formabilidad y a su excelente resistencia a la corrosión. Otras de las características que definen a este tipo de acero es su alto nivel de soldabilidad y su alto grado de higiene y lmpieza.

Los aceros Austeníticos se obtienen adicionando elementos formadores de austenita, tales como níquel, manganeso y nitrógeno. El contenido de cromo generalmente varía del 16 al 26% y su contenido de carbono es del rango de 0.03 al 0.08%.

ACEROS INOXIDABLES DÚPLEX

Este tipo de acero esta compuesto por aleaciones cromo-níquel-molibdeno, y se caracteriza por tener una estructura que mejora la resistencia a la corrosión de fractura bajo tensión en ambientes con iones de cloruro.

Los aceros inoxidables dúplex tienen un contenido de cromo de entre 18 y 26% y de níquel de 4.5 a 6.5%. La adición de elementos de nitrógeno, molibdeno, cobre, silicio y tungsteno imparten ciertas características de resistencia a la corrosión.