Las aplicaciones del laminado en caliente, se llevará a cabo de distintas formas:

Placas de laminado en caliente:

Productos de acero planos y rectangulares producidos a partir de placas, de un espesor de entre 5 y 150mm. Además, las placas se utilizan en la producción naval, en la producción de equipos a presión y de vasijas, tales como calderas, y también en ingeniería, aplicaciones de la construcción y tuberías de gran tamaño.

Los productos planos de acero se hacen a partir de planchas laminadas y mecanizadas en diferentes procesos para lograr la formal final deseada.

Bobinas, hojas y tiras laminadas en caliente:

Las bobinas fabricadas en caliente se fabrican a partir de las planchas que se vuelven a laminar por encima de la temperatura de recristalización para producir una hoja más fina (entre 1 y 20mm). Este proceso mejora la resistencia del acero hasta un 20%. También mejora el acabado de la superficie y permite un control más estricto de las tolerancias.

Los usos más comunes son en fabricación de tuberías y cañerías, electrodomésticos, también se cortan longitudinalmente y se someten a una transformación posterior con galvanizados y revestimientos para lograr productos de mayor valor. En cambio, las bobinas laminadas en frío de grado superior se utilizan para aplicaciones en automoción.

Productos prepintados y galvanizados:

La galvanización en caliente por inmersión es el proceso de recubrir el acero con una delgada capa de Zinc fundido. El recubrimiento de Zinc previene la oxidación del metal protegido, ya que aumenta su resistencia a la corrosión, contribuyendo así a una mayor longevidad del producto.

Se utiliza mucho en las aplicaciones que requieren resistencia ante la corrosión y se pueden identificar con los patrones de cristalización de la superficie denominados normalmente ‘lentejuelas’. El acero galvanizado se utiliza para techos y paredes, barreras de seguridad, barandillas, electrodomésticos y automoción.

Las bobinas y las hojas de acero galvanizado también pueden pintarse para una mayor protección para la corrosión y dar al material diferentes colores según sus distintas aplicaciones.

Laminados comerciales y perfiles:

Los perfiles y laminados comerciales son estructuras derivadas de las palanquillas que se presentan en diferentes formas y tamaños. Barras redondas, cuadradas, ángulos y canales, todos entran una categoría. Éstos se utilizan en aplicaciones de fabricación y de ingeniería, y también pueden procesarse aún más logrando una amplia gama de estructuras de acero o que contienen acero como parte integrante.

Barras de refuerzo:

Las barras de refuerzo o ‘re-barras’ son productos largos y redondeados formados a partir de palanquillas. Tienen deformaciones en forma de crestas en la base para uso muy específico. Éstas mejoran el anclaje mecánico y aumentan la resistencia a la tracción cuando se usan como refuerzo en estructuras de hormigón.

Alambrón:

El alambrón se fabrica a partir de palanquillas de acero sometidas a un proceso de laminación en caliente para producir diámetros finos que se presentan en forma de bobinas. Éste tiene muchos usos y las transformaciones posteriores dependen fundamentalmente del grado de base del acero y de su calibrado por estirado. Desde mallas de alambre y cercas hasta sujetadores y herramientas, pasando por acero de alto y medio carbono para cable metálico y cordones para hormigón pretensado.

Secciones estructurales:

Las secciones estructurales o pesadas, son bigas y perfiles de corte determinado, generalmente en forma de I, H o U. Las dimensiones de las bridas pueden variar pero son por lo general simétricas y de igual anchura. Se utilizan en la construcción de grandes estructuras tales como puentes, edificios de gran altura y maquinaria pesada.Aplicaciones del laminado en caliente