Los forjados son elementos fundamentales en la construcción. Son elementos estructurales, generalmente horizontales, cuya finalidad es enlazar las diferentes partes de una estructura y conseguir una óptima distribución de las cargas que recibe.

En este artículo os enseñamos qué tipos de forjados encontramos en la construcción.

Esta vez nos queremos centrar más en su funcionalidad y mostraros algunos ejemplos de forjados con sus respectivas ventajas e inconvenientes.

Los forjados tienen dos grandes funciones:

Funciones resistentes

✅  Recoger y distribuir entre los pilares y/o vigas existentes toda la fuerza que recae sobre el edificio.

✅  Solidarizar horizontalmente los entramados a nivel de cada planta.

✅  Arriostrar y solidarizar los diferentes pórticos.

✅  Impedir el pandeo lateral de las vigas y colaborar en soportar las tensiones.

Funciones separadoras o aislantes

✅  Aislamiento acústico y térmico.

✅  Idóneo para impedir la propagación del fuego.

✅  Servir de separación entre plantas consecutivas.

✅  Control de humedades (en especial los forjados sanitarios).

Dependiendo del material utilizado en los forjados nos encontramos unas u otras características. Os dejamos tres tipos a modo ejemplo:

Forjado de Chapa Colaborante

El forjado de chapa colaborante es un forjado unidireccional y mixto. Es especialmente interesante para estructuras metálicas, ya que la colocación de viguetas y bovedillas es más complicada  sobre los perfiles metálicos, por lo que el uso de la chapa resuelve este problema.

En este tipo de forjado la chapa es un elemento continuo que colabora aportando resistencia al forjado, además sirve como encofrado perdido del mismo. Esto le da una gran ventaja a la hora de su ejecución, ya que son elementos relativamente ligeros, rápidos de colocar y que apiladas ocupan poco espacio de acopio.

forjado-chapa-colaborante-1 forjado-chapa-colaborante-2

Os dejamos las principales ventajas de este tipo de forjado:

  • La rapidez de colocación y ejecución.
  • Ahorro en Peso: consigue mayores resistencias que los forjados unidireccionales tradicionales de vigueta y bovedillas con menor peso propio, lo que permite reducir el peso global de la estructura.
  • Reducción de Costes: en mano de obra, ya que se evita el apuntalamiento y en materiales, pues utiliza menos volumen de hormigón.
  • La chapa colaborante actúa de encofrado perdido.
  • Actúa como plataforma de trabajo.
  • Versatilidad: se acomoda a muchos casos prácticos y multitud de soluciones en planta.

Desventajas:

  • Mal comportamiento térmico y acústico frente a otros forjados.
  • Difícil adaptación a estructuras no metálicas.
  • Necesita protegerse ante el fuego. Añadir cierta cantidad de armado compensa este riesgo.
  • Baja versatilidad para la apertura de huecos una vez ya ha sido ejecutado el forjado.

Si quieres que te asesoramos o necesitas más información sobre el forjado de chapa colaborante consulta con nuestro departamento técnico todas las dudas que tengas enviándonos un mensaje a través de nuestro formulario de contacto haciendo click aquí o  llámanos directamente al  96 276 30 07.

Forjado de módulos huecos estructurales

Este tipo de forjado eficiente funciona como un material isótropo, igual que una losa maciza, es decir, no necesita elementos de apoyo (vigas) en dos de los extremos opuestos en el sentido de las cargas, sino que se reparten los esfuerzos en ambas direcciones hasta encontrar los apoyos.  Esto ya le da una ventaja en cuanto a las luces que se consiguen entre apoyos, que suelen ser mayores en los forjados reticulares y de losa que en los unidireccionales, pero que además en el caso de los forjados de módulos  huecos se puede mejorar todavía más gracias al menor peso del forjado, ya que la zona de fibra neutra del canto de la losa está ocupada por unas “bolas” huecas de plástico reciclado muy ligeras y evitan que su volumen sea ocupado por el hormigón.

forjado-de-modulos-huecos-estructurales-1 forjado-de-modulos-huecos-estructurales-2

Principales ventajas de este tipo de forjado:

  • Reducción del peso propio de la estructura, manteniendo la misma capacidad portante.
  • Mejora en la eficacia y rapidez en la ejecución.
  • Ahorro de hasta un 35% del hormigón.
  • Sostenibilidad: Plástico 100% reciclado.
  • Grandes luces, optimizando los cantos de forjado.
  • Mejor comportamiento frente a acciones sísmicas que el resto de forjados bidireccionales.

Desventajas:

Al tratarse de bolas huecas con cierto volumen, tienden a flotar al verter el hormigón, pero esto tiene fácil solución con el sistema UNIDOME debido a que se hormigona en 2 capas continuas, una primera de 10 cm y después el resto, para que la celosía coja peso junto con el mallazo de obra inferior y queden solidarios, para después verter el resto del hormigón sin temor a que el forjado se levante.

Si te resulta interesante este tipo de forjado eficiente puede consultar directamente con Efimatech, empresa del Grupo Ferros La Pobla, S.A.,especialistas en soluciones constructivas sostenibles y distribuidores oficiales de UNIDOME en España.

Forjados Sanitarios

El forjado sanitario, también conocido como forjado de saneamiento, se construye en los edificios a nivel del terreno natural, permitiendo elevar la edificación para que las humedades no afecten a la estructura en la construcción.

Como curiosidad, cabe mencionar que se llaman “sanitarios” porque antiguamente este tipo de forjados eran sinónimo de casa higiénica, ya que evitaban el traspaso de la humedad y por lo tanto las posibles enfermedades que podían relacionarse con ello.

A través de unos casetones huecos, se impide el traspaso de la humedad. Con el sistema Cáviti, encofrados 100% de material reciclado, se consigue crear una pequeña cámara de aire entre el suelo y el primer forjado del edificio. Esta cámara de aire debe estar debidamente ventilada para conseguir que no se acumule humedad dentro de ella.

forjados-sanitarios-1 forjados-sanitarios-3

Principales ventajas:

  • Protección contra la humedad: muy beneficioso en climas o ambientes húmedos.
  • Sirve como regulador de la temperatura: ayuda a mantener el calor dentro de los edificios.
  • Rápida instalación.
  • Práctico para las instalaciones de fontanería y de electricidad: permite camuflarlas debajo del forjado, siendo éstas más accesibles en caso de necesitar reparaciones o reformas en un futuro.

Desventajas:

  • Si no se ejecutan bien, pueden tener algunos problemas de carbonatación por humedades de condensación que no aparecen en el caso de las soleras ventiladas.

Si quieres que te asesoramos o necesitas más información sobre el forjado sanitario consulta con nuestro departamento técnico todas las dudas que tengas enviándonos un mensaje a través de nuestro formulario de contacto haciendo click aquí o llámanos directamente al  96 276 30 07.